PDF Imprimir

Efemérides

9 de febrero de 1835

José María Vargas, Presidente de la República de Venezuela

alt

 

El 9 de febrero de 1835 José María Vargas prestó juramento como Presidente de la República, siendo el primer gobernante civil del país. Su mandato fue breve, pues en abril renunció y en julio de ese mismo año de 1835 estalló la Revolución de las Reformas, cuando la insolencia de Pedro Carujo pretendió imponerse a la razón y a la justicia. Vargas fue entonces expulsado del país, pero luego sería repuesto nuevamente en el mando, ejerciendo la Presidencia hasta 1836.

José María Vargas nació en La Guaira el 10 de marzo de 1786. Fue un eminente médico, humanista, sabio, escritor, orador e investigador científico, quien se convirtió en el símbolo del Poder Civil en Venezuela, en una época en que cuantos pretendían el ejercicio del gobierno lo hacía buscando compensación a sus servicios militares durante la Guerra de Independencia.

A la caída de la Primera República Vargas fue sometido a prisión en los calabozos de La Guaira. En 1813, al llegar Bolívar a Caracas, lo libera y Vargas se traslada a Europa, donde perfecciona y aumenta sus conocimientos. En 1826 funda la Cátedra de Anatomía en la Universidad de Caracas, en la cual impartía clases gratuitamente. En 1827, después de la reorganización de la universidad por el Libertador, Vargas fue electo rector, el primer médico en ocupar ese cargo.

Como político fue un modelo de virtudes. En el Congreso de Valencia fue una de las voces que se alzó para defender la integridad del Libertador. En 1842, con gran satisfacción de su parte, integró la comisión que viajó a Santa Marta para repatriar los restos del Libertador. Murió en Nueva York el 13 de julio de 1854.

 

 

9 de febrero de 1887

Muere en Caracas el pintor Carmelo Fernández

alt

El 9 de febrero de 1887 muere en Caracas el pintor Carmelo Fernández, a sus 77 años de edad. Era sobrino del General Páez, estudio sus primeros años en Caracas y viajó luego a Estados Unidos y Europa, donde perfeccionó su arte.

Fernández, quien había nacido en Guama, estado Yaracuy, fue muy reconocido en su época. Entre sus obras de gran esfuerzo están el Atlas y Plano de Venezuela, de Agustín Codazzi, Ilustración de la Historia de Venezuela de Baralt y Díaz. Conocedor de la personalidad de Simón Bolívar, a quien trató personalmente en Bogotá, popularizó su retrato, a tal punto que es el mismo que está troquelado en nuestra moneda, al igual que el escudo del reverso.

 

9 de febrero de 1908

Se efectúan las primeras carreras de caballos en el Hipódromo de El Paraíso

alt

El Hipódromo de El Paraíso en 1913

El 9 de febrero de 1908 fue inaugurado el Hipódromo de El Paraíso, luego que Gustavo J. Sanabria, Presidente del Jockey Club de Venezuela, negociara un terreno de 20 hectáreas para la construcción de aquel un pequeño y acogedor campo hípico.

El óvalo de El Paraíso fue el gran sitio de reunión de los hípicos y la sociedad caraqueña durante más de cinco décadas. Allí el espectáculo alcanzó tal nivel que aquélla es considerada como la “Época de Oro”, debido a la inmensa cantidad de caballos y profesionales procedentes de varias latitudes que vieron acción en la compacta pista de tierra.

Cada vez que usted pasa por la Avenida Páez, y al lado del Parque “Naciones Unidas”, puede observar una estructura vieja y unas ventanas con rejillas. Sin que se lo imagine, a menos que se lo hayan contado, allí estuvo ubicado el antiguo coso hípico. El actual liceo Edoardo Crema todavía posee vestigios de lo que fueron las instalaciones del viejo Hipódromo Nacional.

 

9 de febrero de 1952

Se coloca la primera piedra para la fundación de Puerto Ordaz

alt

El 9 de febrero de 1952 fue colocada la primera piedra para la fundación de Puerto Ordaz, un monumento de hierro ubicado en la Plaza Centro Cívico de esa ciudad.

Puerto Ordaz es una de las dos comunidades que conforman Ciudad Guayana, nueva ciudad planificada del Estado Bolívar, en el sur de Venezuela. Es un puerto de exportación minera a orillas del río Caroní, en el punto de confluencia entre éste y el río Orinoco.

Es también sede de empresas mineras e hidroeléctricas y ha evolucionado como una pujante ciudad, cuyo aeropuerto sirve de enlace entre los pequeños aeropuertos en la zona selvática del Estado Bolívar y el resto del país.