PDF Imprimir

alt

Tal día como hoy, hace 312 años fue fundada la ciudad de Maracay, al pie de la Cordillera de la Costa, en terrenos de lo que inicialmente era llamado Valle de Tucupido y Tapatapa, cuyas tierras fueron aprovechadas para el pastoreo de ganado y siembra, la cual tenía lugar en las localidades de Tucupido, Tapatapa, Güey y El Rincón. alt
alt Hacia 1700, la población se organizó espontáneamente alrededor del río Maracay, y estaba conformada por unas 40 familias que, por intermedio del futuro escritor José de Oviedo y Baños, se dirigieron al Obispo Diego de Baños y Sotomayor, tío del primero, para que erigiera una feligresía, siendo otorgada tal petición.
Los principales cultivos de la región fueron el tabaco y la caña de azúcar, hasta que en 1777 fue sembrado por primera vez el añil, y ese producto le dio importancia económica al lugar pues sería exportado en grandes cantidades a Europa, proporcionando importantes ganancias a la Corona, los propietarios y los jornaleros. alt
alt Se desconoce el origen del nombre de Maracay. Una explicación señala que el mismo se debe al maracayá, palabra de lengua caribe para designar a un felino que antiguamente habitaba estas tierras, semejante al jaguar de piel oscura. Otra teoría dice que Maracay debe su nombre al aguerrido cacique Maracay (palabra caribe que significa ‘tigre’), tenaz luchador de la tribu de los araguas durante las luchas contra los conquistadores.
En 1814, El Libertador elevó a Maracay a la categoría de ciudad, junto con las localidades de La Victoria y Turmero. Posteriormente, el 12 de marzo de 1879 el gobierno de Antonio Guzmán Blanco dio a la ciudad el nombre de Territorio Federal Maracay, y más tarde, en enero de 1898, la ciudad fue designada por primera vez capital del estado Miranda, que entonces abarcaba a los actuales estados Aragua, Guárico y Miranda. Finalmente, la capital del estado Aragua fue trasladada desde La Victoria a Maracay, que conserva ese rango desde 1917. alt