PDF Imprimir

Efemérides

alt

Tal día como hoy, hace 187 años, el Libertador, Simón Bolívar, expidió el Decreto de creación de la actual República de Bolivia.

Tras la proclamación de la independencia del Imperio Español, la Asamblea Deliberante aprobaría el 11 de agosto de 1825 la ley de Premios y Honores a los Libertadores. El primer artículo de esta ley indicaba que el nuevo Estado recibiría el nombre de "República de Bolívar".

Sin embargo, meses más tarde el nombre fue modificado, al aceptarse el argumento propuesto por el diputado de Potosí, Presbítero Manuel Martín Cruz, quien propuso adoptar una derivación en la denominación, argumentando lo siguiente: "Si de Rómulo, Roma; de Bolívar, Bolivia". En consecuencia, la nueva República adoptó oficialmente el nombre de Bolivia el 3 de octubre de 1825.

El Libertador, al aceptar el honor de que el nuevo país llevara su nombre, y tras ser designado primer Presidente por la Asamblea Deliberante, bautizó a Bolivia como su «Hija Predilecta» y pronunció la siguiente proclama:

Mi desesperación se aumenta al contemplar la inmensidad de vuestro premio, porque después de haber agotado los talentos, las virtudes, el genio mismo del más grande de los héroes, todavía sería yo indigno de merecer el nombre que habéis querido daros, ¡el mío!!! ¡Hablaré yo de gratitud, cuando ella no alcanzará jamás a expresar ni débilmente lo que experimento por vuestra bondad que, como la de Dios, pasa todos límites! Sí: sólo Dios tenía potestad para llamar a esa tierra Bolivia... ¿Qué quiere decir Bolivia? Un amor desenfrenado de libertad, que al recibirla vuestro arrobo, no vio nada que fuera igual a su valor. No hallando vuestra embriaguez una demostración adecuada a la vehemencia de sus sentimientos, arrancó vuestro nombre, y dio el mío a todas vuestras generaciones. Esto, que es inaudito en la historia de los siglos, lo es aún más en la de los desprendimientos sublimes. Tal rasgo mostrará a los tiempos que están en el pensamiento del Eterno, lo que anhelabais la posesión de vuestros derechos, que es la posesión de ejercer las virtudes políticas, de adquirir los talentos luminosos, y el goce de ser hombres. Este rasgo, repito, probará que vosotros erais acreedores a obtener la gran bendición del Cielo —la Soberanía del Pueblo— única autoridad legítima de las Naciones"

Actualmente, Bolivia, (en lengua quechua, Bulibya Mamallaqta; aimara, Wuliwya Suyu; guaraní, Tetã Volívia), tiene el nombre oficial de Estado Plurinacional de Bolivia. Situado en el centro-oeste de América del Sur, es uno de los países miembros de la UNASUR, que cuenta con una población de cerca de 10,5 millones de habitantes, que limita al norte y al este con Brasil, al sur con Paraguay y Argentina, y al oeste con Chile y Perú. El territorio boliviano es el sexto más extenso de América Latina y comprende varios espacios geográficos como la Cordillera de los Andes, el Altiplano, la Amazonía, El Pantanal, y el Chaco, siendo uno de los países con mayor biodiversidad del mundo, además de contar con el Lago Titicaca (compartido con Perú), el lago navegable a mayor altura del mundo, así como el Salar de Uyuni, el mayor depósito de sal y litio del planeta, al igual que la mayor planicie de sal continua.

 

alt

Tal día como hoy, hace 95 años, nació en Sayula, Jalisco (México), Juan Nepomuceno Carlos Pérez Rulfo Vizcaíno, escritor, guionista y fotógrafo mexicano, quien se dio a conocer simplemente como Juan Rulfo, autor de El llano en llamas (1953) y Pedro Páramo (1955), obras que le hicieron ser reconocido como uno de los más prestigiosos escritores en lengua española del siglo XX.

Destacado exponente del movimiento literario denominado realismo mágico, sus ficciones presentan una combinación de realidad y fantasía, cuya acción se desarrolla en escenarios americanos, y sus personajes representan y reflejan el tipismo del lugar, con sus grandes problemáticas socio-culturales entretejidas con el mundo fantástico.

Juan Rulfo quedó huérfano de padre a los siete años, y cuatro años después falleció su madre. En 1929 se trasladó a San Gabriel, donde vivió primero con su abuela y posteriormente en el orfanatorio Luis Silva, en la ciudad de Guadalajara. Terminados sus estudios de primaria, en 1933 intentó ingresar a la Universidad de Guadalajara, pero debido a una huelga, se trasladó a la Ciudad de México, donde asistió de oyente al Colegio de San Ildefonso. Al año siguiente comenzó a escribir sus trabajos literarios y a colaborar en la revista América.

Desde 1930 había participado en la revista Mexico. En 1945, publicó los cuentos La vida no es muy seria en sus cosas, Nos han dado la tierra y Macario, que fue publicado en la revista América. De 1948 es La cuesta de las comadres, al que seguirían Talpa y El llano en llamas. En 1951 vio la luz pública el cuento ¡Diles que no me maten! y en 1953 el Fondo de Cultura Económica integró El llano en llamas en la colección Letras Mexicanas. Dos años más tarde salió Pedro Páramo.

Su segunda novela, El gallo de oro, escrita entre 1956 y 1958, no sería publicada sino hasta 1980. Desde 1956, a petición del director de cine Emilio "el Indio" Fernández, escribió también guiones para cine, algunos de los cuales realizó en colaboración con Juan José Arreola.

Por su novela Pedro Páramo, obtuvo el Premio Nacional de Literatura de México en 1970. En 1976 fue elegido miembro de la Academia Mexicana de la Lengua, donde tomó posesión de la silla XXXV el 25 de septiembre de 1980. Rulfo ganó el Premio Príncipe de Asturias de España en 1983.

Este insigne escritor latinoamericano falleció en México, D.F., el 7 de enero de 1986, a la edad de 68 años.