PDF Imprimir

Efemérides

16 de febrero de 1985
Muere Alí Primera, “El cantor del pueblo”

alt

Ely Rafael Primera Rosell, músico, compositor, poeta y activista político venezolano, falleció trágicamente en Caracas tal día como hoy, hace 27 años. Fue un decidido defensor de los ideales del socialismo, quien dedicó su vida y su arte a sembrar conciencia en el corazón y en la mente del pueblo venezolano, poniendo de relieve la exclusión a que las grandes mayorías del mundo se hallan expuestas en virtud de las perversiones del sistema económico capitalista y su modo de producción.

El gobierno de la República Bolivariana de Venezuela declaró en 2005 su música como Patrimonio Nacional. Sus temas son citados frecuentemente en los mensajes del Presidente Hugo Chávez Frías. De esta manera se rinde merecido homenaje y se hace justicia a quien tanto esfuerzo dedicó a lograr la liberación del pueblo desde la conciencia, consecuente con un pensamiento fervientemente revolucionario: “He terminado por decidir que la canción viene esencialmente del pueblo, pero del pueblo que hace su voz a diario, cotidianamente, en cualquier sitio...”.
 

A veces pienso que todo el pueblo
es un muchacho que va corriendo
tras la esperanza que se le va

la sangre joven y al sueño viejo
pero dejando de ser pendejo
esa esperanza será verdad

vuelve a tu canto de turpial
llena de gritos el cardonal
que hay semerucos allá en el cerro
y un canto hermoso para cantar
que hay semerucos allá en el cerro
y ya la gente empezó a sembrar
 

Fragmento de “Canción mansa para un pueblo bravo”



16 de Febrero de 1816
Paéz vence en Mata de la Miel

alt


Hace 196 años, tal día como hoy, José Antonio Páez obtuvo su primera gran victoria, cuando con sólo 300 hombres de caballería venció a 1600 realistas en  Mata de la Miel. Páez, dejó en poder de los patriotas unos 500 prisioneros, arma y municiones y más de 3.345 caballos, indispensables para el llanero.

En esta acción Páez,  sin darse cuenta, se acercó demasiado al enemigo, quien comenzó a disparar, hiriendo mortalmente a su caballo, acontecimiento que lo llevó a reunirse con sus tropas, exhortándoles a vengar la muerte de su caballo. La victoria le valió que el Libertador Simón Bolívar lo ascendiera a teniente coronel y su prestigio creciera como caudillo de los llaneros,  jefe indiscutible de quienes tanto aportaron al éxito de la causa patriota.